Limpieza nasal

9 de julio de 2019
limpieza nasal

¿En qué consiste la limpieza nasal o Jala Neti?

La limpieza nasal o Jala Neti tiene su origen en la India aunque se propagó en casi todas las culturas orientales. Es la manera más efectiva y simple de evitar y curar un buen número de trastornos que se originan en las fosas nasales y el aparato respiratorio en general. Durante el proceso, el flujo de agua arrastra todo tipo de bacterias, suciedad e impurezas, que son las causantes de desórdenes como alergias, congestión nasal, resfriados, asma, sinusitis, o bloqueos nasales crónicos. La práctica de Jala Neti permite, además, mejorar la capacidad respiratoria (cantidad y calidad) e incrementar la energía vital de todo el organismo.

Para realizar Jala Neti se utiliza una vasija especial, llamada lota. La lota tiene diversas formas y tamaños. Para conseguir una limpieza adecuada, es indispensable hacerlo con una lota que contenga como mínimo 700 cc.

Beneficios:

Es un procedimiento sencillo que pueden realizar personas de todas las edades.
Actúa por el simple principio físico de la ley de gravedad.
Facilita y mejora la respiración nasal.
Mejora la salud de los ojos, nariz y oídos.
Aumenta la resistencia a los resfriados y a la gripe.
Muy útil en el tratamiento y prevención de todo tipo de dolencias respiratorias (alergia, asma, sinusitis, bronquitis, migraña etc.).

Modo de proceder:

1º Llenar la vasija (lota) con agua templada hasta que asome por el pico.

2º Verter una cucharadita pequeña de sal marina dentro y remover durante 30-40 segundos aproximadamente hasta que esté bien disuelta.

3º Probar la temperatura del agua con la yema del dedo meñique o con la parte interna de la muñeca.

4º Con el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante, introducir el pico de la vasija en la fosa nasal que esté más destapada.

5º Mantener la boca abierta y ladear la cabeza y dejar que la solución isotónica penetre por la fosa nasal hasta que salga por la fosa libre.

6º En el caso de que “traguemos “agua es que no lo estamos haciendo bien o nos falta práctica. En este caso se recomienda cantar o hablar durante el proceso para cerrar el conducto.

7º Regular el ángulo de inclinación de la cabeza a efectos de mejorar la circulación de la solución.

 

limpieza nasal 2

limpieza nasal 3

Tras el proceso de lavado de ambas fosas llega el proceso de secado:

Con el torso inclinado hacia delante, inclinar la cabeza, primero hacia un lado y luego hacia el otro, dejando escurrir ambas fosas exhalando suavemente.

Después, con la cabeza al frente, inhalar de manera pasiva y exhalar de forma enérgica para completar el secado.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Pide cita

horario lamagdalena o